miércoles, 4 de abril de 2007

Publicidad global – local: un ejemplo

Preguntándome si publicidad debe ser, o mejor dicho puede ser global, hasta ahora habría dicho que no. No, porque no cada publicidad es entendible en todas partes del mundo, y esto porque la efectividad de la misma depende mucho de la cultura local. Hay que adaptar el contenido de la publicidad a las costumbres, los pensamientos e ideas de cada país en el que se quiere vender el producto.
Buscando publicidades en Internet encontré la campaña de una empresa que sí que acaba justo esto: una publicidad global. Se trata de la empresa V&S-Vin&Sprit AB y la campaña para el producto ABSOLUT VODKA.

Lo genial aquí es el nombre del Vodka. Han creado el nombre „ABSOLUT“, lo cual se puede utilizar en prácticamente todas las partes del mundo, es una palabra que no hay que traducir, sino que se entiende en Suecia, el país origen de esta marca, igual como en Australia y Chile. Además, empezaron a adaptar la publicidad a cada país en forma de combinar esa palabra “ABSOLUT” con algo que es particular para ese cierto país, una cierta región, un evento, etc.
Aparte de eso, han creado una botella con un USP (unique selling proposition) muy fuerte, y ésta aparece de cualquier forma en cada publicidad.

A mí, eso me parece genial, porque es sencillo – cada publicidad consiste en sólo dos palabras, cada publicidad muestra la botella, cada publicidad se dirige a un grupo destinatario local. Sin embargo, cada publicidad no sólo es local, sino global porque siempre contiene los básicos mencionados lo que tiene como consecuencia que son posibles cambios rápidos (por tanto existe un alto grado de flexibilidad) y cada uno reconoce la marca en todas partes del mundo. Os pongo unos ejemplos que en mí opinión valen la pena de ser destacados.